Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 3 de agosto de 2021
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
MONICA SUSANA BORELLO
C.A.B.A. - ARGENTINA
Escribo gracias a Andrea, persona que valoro mi forma de pensar y hablar. Una tarde de lluvia como hoy, en la que llegue empapada a una consulta medica me dijo: "Tenes la educacion y la diccion para contar cuentos infantiles".
Nunca se borro de mi mente eso que escuche y luego fue el motor para lo que hoy publico. Gracias a Andrea y Gracias al que hoy lea mi cuento. MONISU
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Diciembre 2014
Patas o Gallinas al Poder !!!!!!
Regalos para Navidad
Mostrar datos Noviembre 2014
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

15/12/14 | 17:31: Gustavo dice:
Me encantó la fabula con una moraleja importante, muy lindo mensaje. Felicitaciones
10/11/14 | 18:44: Catalina (blog otoño) dice:
Te felicito por ser una nueva integrante de éstas páginas, que en mi caso, me colmó de satisfacciones. Me gustó tu cuento , seguí publicando. EXITOS, un afectuoso saludo.
Vínculos
Los nudos del silencio Los nudos del silencio


Es un ejemplo patente de escritura de la posmodernidad con un excelente dominio de la retó... Ampliar

Comprar$ 55.00

Escuchá Radio De Tango

MONISU





Regalos para Navidad



Miguel, era un niño de familia humilde, todas las mañanas tomaba un rápido desayuno, para no perder el tren y llegar a horario  y así  comenzar con su  trabajo diario. Era lustrabotas. Siempre esperaba a sus clientes en la salida de una estación de subte. Durante el periodo escolar, a la tarde también corría, quería llegar a la escuela a tiempo. No le gustaba faltar ni llegar tarde, asi poder terminar sus estudios primarios y luego comenzar el secundario. Deseaba llegar a la universidad, no tenia elegida ninguna carrera, para eso faltaba muchísimo tiempo.

Todos los días, aparecía un señor, muy bien vestido y siempre le pedía que le lustrara sus zapatos, aun en días de lluvia,  lo esperaba pacientemente.

Cuando faltaba muy poco para la llegada de la navidad, llego su cliente preferido, mientras  lustraba sus zapatos, este señor le pregunto. “que regalos pedirás, para la fiestas”. El niño le contesto: “solo quiero mucha felicidad para mi familia, nos faltan muchas cosas en casa, pero si lo deseo con fuerza, llegara todo”.

Terminó con su trabajo y le dijo “ mañana no trabajaré, me quedaré en mi casa, asi prepararemos el festejo de Navidad es 24 de Diciembre.”

Ese dia, como no tenían árbol de Navidad, sus hermanos adornaron una planta que había en el pobre jardín que tenian con cosas que fueron encontrando. Su mamá  preparaba la comida, con su papá, se dedicaron a la limpieza de la casa y así dejar todo en orden, recibir la Navidad de la mejor forma.

Antes del anochecer, comenzaron a preparar la mesa, usaron un hermoso mantel  que era de su abuela,  los platos y cubiertos para ocasiones especiales y velas que encenderían cuando se sentaran a cenar.

Todos se bañaron y se pusieron la mejor ropa que tenían, no era muy nueva.

                                                                                                                                   1

 

 

 

 

 

A las diez de la noche, todos fueron llamados a sentarse a la mesa. Su mamá  y sus tias habian preparado muy rica comida y  había gaseosas, cosa que no se bebían siempre, pero era una fiesta especial.

Comieron todos muy contentos, festejaron cada cosa que decían los niños, su papá comento que si en la fábrica, seguían con mucho trabajo, podría pedir un aumento de sueldo y así probablemente  vivirían  un poco mejor.

Cuando llegaron las doce de la noche, todo el barrio se lleno de luces, por los cohetes, cañitas voladoras, también los vecinos se saludaban entre si, deseándose lo mejor.

Llegando la madrugada, todos se fueron a dormir. Miguel durante la noche escuchó ruidos, se asomó por la ventana  y que vió?

Muchas cajas y paquetes, con papeles de colores y moños enormes, corrió hasta el dormitorio de sus padres y los despertó a los gritos, diciendo:

“Papá, Mamá, el jardín esta lleno de regalos, por favor, tenemos que abrirlos todos juntos”, se despertaron muy asustados, no entendían lo que pasaba, pero igual se levantaron, sus hermanos ya esperaban todos parados en la puerta de su casa, se peleaban por abrir los paquetes, encontraron, ropa nueva, zapatos y cosas para la casa. Era increíble, quien  había podido hacer una obra de bien tan linda ?

Después de los dos días de festejo, Miguel volvió a  su trabajo.

Esa mañana, no había venido el señor que lo ayudaba tanto con el pago por lustrar sus zapatos, al mediodía tampoco y sabía que en la tarde nunca pasaba.

Así, fue toda la semana y la otra y la otra, con sol o lluvia, esa persona no volvió a aparecer.

Preguntó en el kiosco de diarios, sabía que el compraba todos los días el periódico y recibía por respuesta: “Nunca lo hemos visto”. Pasó por la confitería, lugar adonde lo veía tomar  café y le contestaban lo mismo.

Después de todo su recorrido, perdió las esperanzas de volver a verlo, había desaparecido o nunca había existido o  lo hacia solo para él.

Y si era un ángel, que lo ayudo cada día y así encontrar la felicidad que pedía para su familia?

Seguro que lo fue y estaría eternamente agradecido.                                                   2

MONISU

Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2021- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS